Rojo y Fucsia: Si Va

El blanco y el negro se llevan a las mil maravillas, eso nadie lo pone en duda; sin embargo, ¿qué sucede con el rojo y fuscia? ¿por qué no habrían de encajar? O ¿por qué es una mezcla que tradicionalmente se ha considerado por completo incompatible?

La razón es que ambos pertenecen a la misma gama de colores y ambos son colores fuerte; sin embargo el año pasado varias firmas de moda usaron el binomio más controvertido desde el punto de vista del color en sus colecciones de primavera-verano 2017.  Valentino, por ejemplo, la incorporó en vestidos ligeros y tableados que descubrían uno de los tonos al caminar.

Una vez que las pasarelas hicieron controversia, el street style hizo lo propio, demostrando que el rojo y el rosa eran un recurso realista e inspirador en la calle. Y el último eslabón de las tendencias –el de las grandes cadenas de moda más asequibles– terminó de confirmarlo: Zara dedicó uno de sus primeros bloques de las colecciones de primavera al dúo de color. Así que vuelve a mirarlos bien, examina sus posibilidades y vuelve a pensarlo: ¿de verdad crees que el rosa o fucsia, en su versión más fuerte,  y el rojo no son la mejor idea del mundo?

Yo, por mi parte, desde ya hace un tiempo vengo haciendo esta combinación, y usé este atuendo para el Día de la Mujer, porque quise atreverme a más, a llevar los colores que más me gustan, a usar la moda que me apetece y a expresarme con los tonos que ese día sentía que mejor me reflejaban como mujer.

Blazer: Marquis

Camiseta y pantalón: Mango

Stilettos: Steve Madden