Cómoda y chic para el trabajo: ¿cómo lograrlo?

Cuando pensamos en ropa para ir a trabajar las mujeres suelen optar o por comodidad o por verse guapas y estar incómodas; pero ¿qué pasaría si les dijera que es posible que dos palabras como “comodidad” y “elegancia” para un dress code laboral es totalmente posible?

¿Y qué cosa es estar guapa? Es simple, es ser elegante. Estar guapa no es estar siempre apretadita, con el escote o enseñando piel. Estar guapa es ser sofisticada así estés vestida con un vestido de 20 dólares o de un solo color o, en su defecto, con muchos accesorios. Estar guapa es saber qué te queda bien, es vestirte de acuerdo a tu edad, al lugar en el que estás y según lo que te favorece.

Porque lo que queremos las mujeres de hoy no es que nos miren los hombres, sino sentirnos bellas nosotras mismas, y, por supuesto, aunque muchas lo nieguen, que nuestras colegas y pares nos miren, admiren y por qué no, nos envidien (sanamente, claro está).

¿Cómo podemos estar cómodas y chic para ir a la oficina? Esta pregunta tiene una sola respuesta con muchos sinónimos: armonía, equilibrio, balance. Por ejemplo, si quieres usar el color rojo, adelante, utílizalo en los labios, en la cartera, en un pañuelo, pero que el resto de tu outfit sea neutro (aquí cuidado en caer el looks bicromáticos complicados como el negro y rojo). Recuerda, que tu paleta de colores diaria debe tener como máximo tres colores, que el denim no cuenta como un color y que los colores intensos deben ir en menor cantidad.

Cuando estoy doy entrevistas o asesoro a clientas, muchas me preguntan si se puede usar colores intensos como el rojo o estampados como el animal print para ir a trabajar.  Creo que no importa el sector en el que trabajes, puedes usar un estampado si lo combinas con colores base neutros. Me explico un poquito mejor.

Para usar estampados fuertes en la oficina la regla de oro es combinarlo con colores neutros, pero sobre todo con prendas holgadas, es decir, de nuevo, crear balance. Como todo en la vida, la moda se trata de balance. Si hay mucho por aquí, tiene que haber menos por allá. Armonía, balance, equilibrio.

El look que les muestro en las fotos es bicromático (dos colores), me falta uno, es verdad, la regla son tres, pero le agregué una correa dorada a la cintura porque la blusa (con un estampado de polka dots) iba por fuera. Me gusta que la blusa sea holgada y el pantalón también, le da una onda retro, setentera que me fascina, ya que es una década que se caracterizó justamente por los estampados fuertes, los cortes en A, tantos para los pantalones como para las blusas, pero sobre todo por la elegancia.

Espero sus comentarios, sus consultas, un beso 😉

Blusa: Zara (Comprar aquí)/ Correa: Tory Burch (Comprar aquí)

Palazzo: Spirito (Comprar aquí)/ Bolso: Chanel Jumbo