La ropa suelta y ancha está de moda (para las chicas de 30 para arriba)

Cuando nos levantamos por la mañana y vamos a nuestro clóset, la mayoría de nosotras escogemos ropa que está hecha para formar nuestro cuerpo y para realzar nuestra figura y no para esconderla, ¿no es cierto?.  Eso está bien, pero muchas de nosotras pensamos que escoger ropa que vaya con nuestro cuerpo significa ropa apretada, ceñida al cuerpo y mis queridas amiguitas, cuando pasamos los 30, eso nos hace ver más “paquetito”…. y apretado no significa sexy.

(Y no me malinterpreten, a mi me gusta estar, muchas veces con vestidos ceñidos, pero los uso en la noche, y con un kimono o capa encima)

Después de los 30 existe una tendencia de la que nos podemos apropiar y vernos más sofisticadas y se llama: oversized. 

Esta tendencia la puedes encontrar en kimonos, blusas y pantalones.  Te aporta elegancia y sofisticación por la fluidez y frescura de las telas. Y es que atrás quedaron los vestidos bodycon o bandage. Estar embutida cuál chorizo no va más (a menos que te pongas un lindo kimono encima, como ya dije)

La fluidez de las prendas oversized, XL, extra grande o como quieran llamarlas, nos permite jugar con los cuellos, las mangas, las cintura y nos aporta un aire de sofisticación que una blusa ceñida o estructurada al estilo Carolina Herrera no siempre nos daría. Las prendas XL, lejos de dejarnos como vagabundas o personas desaliñas, nos dan un aire muy europeo y hasta artístico, brindándonos, además, comodidad y frescura.

En este caso estoy utilizando una camisa larga de Zara que la encontré en el sale de ahorita (vayan si pueden, porque de 259 la compré a 49 soles!!!) y esté palazzo, (ya saben que amo los palazzos porque soy bajita y me hace ver más alta, salvo con esta camisa que obviamente me tapa la mitad de la pierna, pero lo combiné con la camisa porque me gustó la paleta verde-naranja que se mezcla muy bien.

Espero que les haya gustado el post y las fotos. Un beso,

Caro.