El vestido Blanco

Una opción práctica y elegante para cualquier evento de verano es el vestido blanco. Nunca hay pierde con un vestido blanco, pero para no verte igual que el resto, accesorízalo con unos aretes muy grandes y coloridos que están en toda tendencia y úsalo con unas plataformas en tonos pude, ya sabes, para verte con las piernas más largas y estilizadas. El que llevo es uno que me compré en un viaje a Buenos Aires, de la marca Paz Cornú y las plataformas son de Foresta que las amo, comodísimas y me sirven para todo.