El blazer amarillo. 5 reglas de oro para derrochar estilo

Una de las mejores inversiones que podemos hacer para construir nuestro fondo de armario es adquirir un blazer. Con tener uno (negro, blanco y/o azul marino) la tendremos segura.

Pero, ¿qué pasa si el blazer es de un color poco combinable como el amarillo? ¿Es una buena inversión comprar uno de este color?

Totalmente afirmativo. Por un lado, estamos en una estación en la cual nos podemos permitir usar colores intensos. Por otro lado, este color, dentro de la psicología de los colores, significa diversión, alegría y creatividad. Finalmente, porque usar colores intensos bien combinados nos saca de la monotonía y nos hace ver más trendy y divertidas.

Ahora, ¿cómo dominar este color a la perfección? Y ¿cómo aplicarlo en nuestros looks diarios? Al contrario de lo que muchos piensan, el amarillo no debe ir SOLO con colores neutros como el negro, blanco y beige. Es importante utilizarlo con detalles y accesorios que sean de colores intensos también, estos son el naranja y el rojo o prints, pero estos colores solo en los accesorios.

Así que si quieres dominar este color y utilizarlo en un blazer sigue estos consejos:

  1. Úsalo con prendas denim. Como ya te he dicho muchas en el blog, las prendas de denim son aliadas perfectas para usarlas con prendas más atrevidas porque el denim (jean) nos baja esa intensidad, y hacer que nos veamos más casuales.
  2. Puedes utilizarlo con negro, pero procura tener un tercer color porque sino te verás como una abejita.
  3. Añade colores intensos en tus accesorios.
  4. Úsalo solo de día y preferentemente en primavera y verano. En invierno puedes optar por el mostaza.
  5. Escoge el tono de amarillo según tu tono de piel. Si tienes piel fría (blanca) escoge tonos brillantes, si tienes tono de piel cálida (amarilla, trigueña) escoge tonos pasteles. 

Finalmente, les dejo algunas imágenes de ejemplos de outfits con blazer amarillo. Yo utilicé el mío, que es de un tono brillante, con un jean (para hacerlo más casual); utilicé una camiseta naútica (el azul queda muy bien con el amarillo y la onda náutica va muy bien con el amarillo que nos remite al sol); por último, utilicé unos stilettos rojos para jugar con los colores intensos.

Mi look: polo náutico con amarillo.

Amarillo con blanco queda hermoso.

Con negro y blanco (pero con accesorios de otros colores)

Con denim y polo básico.