Primavera y amor

La primavera ya llega y las tendencias para la siguiente temporada de calor ya son evidentes. Esta temporada se caracterizará por los detalles. No será tanto la indumentaria textil que tendrá cambios radicales, sino que nos mantendremos casi con los mismos cortes (volantes en las mangas y bastas de los pantalones, maxi mangas con estilo flamenco, pantalones a los tobillos y prendas asimétricas o desestructuradas).

Veremos, entonces, un cambio en el uso de los detalles. ¿A qué me refiero con esto? Pues que los pequeños complementos y aplicaciones en la ropa serán los verdaderos protagonistas bajo un cielo de sol.

Veremos muchas perlas y brillos en los pantalones, blusas, vestidos. El satén y el velvet seguirán reinando el calzado (sí, terciopelo en sandalias) y los estampados serán los típicos florales y tropicales (muy usados en el verano); figuras geométricos, rindiendo culto al estilo retro de los sesentas; rayas verticales delgadas y polka dots.

Proximamente estaré posteando un artículo que escribí para la revista Ellos&Ellas sobre lo que se viene más a detalle y tomando como referencia la última semana de la moda de Nueva York.

Y para terminar, mi look de hoy, una blusa crossover (o envolvente) a rayas de la última colección de primavera de Zara; unos pantalones con muchas aplicaciones de perlas y brillas, como les decía, de la colección de primavera de Basement, unos stilettos en color fucsia (los colores pop intensos vendrán súper fuerte también y en ese post de tendencias lo explicaré mejor) y una de mis carteras pequeñas favoritas que compré hace un par de años en Zara.

Les mando un beso.

Como siempre, Caro.