Verano, tiempo de palazzos – Parte 1

Si de estilo pantalones se trata, el verano es a los palazzos, como el invierno a los pitillos. ¿Por qué? Porque no se te pegan a las piernas como guante de médico como los pitillos, te hacen alta, te sacan cintura, son fresco por la ventilación y son hermosos por los diseños en todos los colores. ¿Qué esperan? En invierno ya no tendrán ESA oportunidad.

Particularmente, yo casi no he usado ningún pantalón ceñido desde que empezó el verano, ni siquiera de noche, es que no se puede, hace demasiado calor y caminar con algo tan ajustado y pegado a tu piel te hace moverte como si estuvieras escaldada. No es broma.

Así que, alejen ya de una vez los pitillos, y que pase el palazzo. No solo estarán cómoda y frescas, sin problemas de sudoración (en partes que prometo no quieren sudar), sino que los amigos palazzos te tapan esa barriga chelera que has sacado en el verano, alargan tus piernitas de futbolista de metro y medio (al menos yo) y te marcan esa cinturita que perdiste ahí por los 2000.

Y ojo, no solo puedes utilizar palazzos de algodón, los hay en todas las telas y para el verano es regio la seda, más fresca imposible.

¿Qué estoy usando?

En colaboración con la marca Cocó Jolié, armé dos looks con dos palazzos de seda, uno en color turquesa y en otro en negro. Por temas de espacio,  en este post les muestro el look del palazzo turquesa ideal para ir a un evento de día o en la tarde para destacar este hermoso color.

El palazzo turquesa lo combiné con un body de Cocó Jolié en color nude y accesorios muy minimal.

Para comprar el look, entren a la página de Cocó Jolie.

Y para ver la versión con el palazzo negro entren aquí.